Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Características del contrato de fiducia mercantil



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en julio 07, 2015

Características del contrato de fiducia mercantil

En el contrato de fiducia mercantil participan dos partes la cuales se llaman la primera fiduciante o fideicomitente y otra parte llamada fiduciario; el primero es quien pasa uno o más bienes determinados al fiduciario el cual es el responsable ya sea de administrar dichos bienes o de traspasarlos para cumplir con el propósito estipulado por el constituyente, lo cual se realizará en beneficio del fiduciante o de un tercero beneficiario.
 
El contrato de fiducia mercantil debe ser conformado por medio de escritura pública cuando es constituido entre vivos; dicha escritura deberá ser registrada de acuerdo a la naturaleza de los bienes de que consista, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 1228 del Código de Comercio, esto significa, que el contrato de fiducia mercantil enseña la calidad de ser un negocio solemne porque se necesita de cumplir con determinadas formalidades para que el contrato sea válido.

Dentro de las características del contrato de fiducia mercantil se encuentra su carácter de bilateral, porque las partes muestran obligaciones tales como, el fiduciante posee la obligación de traspasar los bienes al fiduciario y este último tiene la obligación de administrarlos o transferirlos para dar cumplimiento al propósito estipulado en el contrato.

Por otra parte es un contrato mercantil nominado debido a que se halla regulado por el Código de Comercio a partir del artículo 1226 hasta el 1244; el Código de Comercio en su artículo 1226 define la fiducia mercantil de la siguiente forma:

“La fiducia mercantil es un negocio jurídico en virtud del cual una persona, llamada fiduciante o fideicomitente, transfiere uno o más bienes especificados a otra, llamada fiduciario, quien se obliga a administrarlos o enajenarlos para cumplir una finalidad determinada por el constituyente, en provecho de éste o de un tercero llamado beneficiario o fideicomisario.
 
Una persona puede ser al mismo tiempo fiduciante y beneficiario.
 
Solo los establecimientos de crédito y las sociedades fiduciarias, especialmente autorizados por la Superintendencia Bancaria, podrán tener la calidad de fiduciarios.” 
 
El contrato de fiducia mercantil es un contrato principal que no recibe influencia de la realización de otro contrato para que exista, es un contrato de tracto sucesivo debido a que no se cumple solo con la puesta en marcha de un acto, sino de diversos actos en periodos determinados, es un contrato dispendioso porque las dos partes disponen de cargas prestacionales.
 
Finalmente la gran mayoría de los autores han expresado que cuando estamos ante un contrato de fiducia mercantil, se debe resaltar la propiedad de la confianza, porque la fiducia mercantil es un contrato de confianza debido a que esta desempeña un rol relevante al momento de efectuar el negocio jurídico.