Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Características y ventajas del contrato de comodato



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en julio 04, 2015

Características y ventajas del contrato de comodato

Como todo contrato, el contrato de comodato tiene sus propiedades específicas las cuales son, es unilateral, debido a que solo existe una obligación procedente del comodatario que consiste en preservar el bien en buenas condiciones y restituirlo al instante de finalizar el contrato. Asimismo es verdadero porque se perfecciona con la entrega del bien que se va entregar en comodato.
 
Por otra parte es gratuito porque solo reporta utilidad para el comodatario y no para el comodante; el comodante es el que asume el gravamen de prestar para el empleo un bien ya sea mueble o inmueble, mientras que el comodatario es quien tiene el goce de la cosa.  Para ampliar esta información te invitamos a leer sobre contrato de arrendamiento.
 
Además se expresa que el comodato es intuito persona, esto significa, que se celebra en relación al individuo del comodatario solo para beneficiarlo a él con el disfrute del bien.
 
Con relación a las ventajas que el contrato de comodato brinda es posible referirse a las siguientes:

- Un individuo puede disfrutar del bien sin pagar por dicho empleo, porque si se pagara ya no se trataría de un comodato sino arrendamiento.
   
- La persona que presta el bien u objeto ya sea mueble o inmueble mantiene la propiedad, debido a que el comodatario solo dispone de la mera tenencia del bien.
   
- El bien es restituido a su propietario en el plazo establecido en el contrato de comodato, a no ser que consista de un comodato precario en el cual el comodante se reserva el derecho de solicitar el objeto o bien prestado cuando desee.

- El individuo al que se le presta el bien jamás podrá alegar prescripción adquisitiva de dominio, porque suscribe un contrato mediante el cual identifica la propiedad del comodante.
 
Según esto el contrato de comodato o préstamo que se utilizó es un contrato civil muy relevante del cual es posible evitar inconvenientes a futuro con relación a la propiedad de las cosas si no se hace un correcto empleo de él, cuando se entrega en manos de alguien, algo que es nuestro, en calidad de préstamo de uso.