Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Cuáles son los tipos de contratos de construcción de obras?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en noviembre 09, 2015

¿Cuáles son los tipos de contratos de construcción de obras?

En este artículo te enseñaremos algunas formas de hacer un contrato de construcción de obras y algunas de las características que los identifican y las clases de contratos que existen más comunes. Si estás interesado en obtener información con respecto a este tema te invitamos a prestar mucha atención al siguiente contenido que te presentamos en Uniderecho. 

Clases de contratos de construcción de obras

Contrato de precios unitarios

Este tipo de contrato se fundamenta en el precio de una serie de unidades de obra, de tal forma que no se garantiza el volumen de cada unidad, ni siquiera la realización de todas las unidades del Contrato.  El Contratista debe efectuar los cálculos de costo de cada unidad por aparte y analizar el valor general de las obras, para distribuir los gastos dependiendo del volumen de la obra. En ningún caso el contratista queda comprometido para garantizar el volumen específico de la obra, es por esto que deja un inmenso margen de inseguridad en la ejecución, e incluso por lo general emplea contratos de labores de investigación o prospección en los cuales hay un número determinado y establece para gastar, que se  invierte con arreglo a un cuadro de precios contratados, en los que se suelen agregar los porcentajes indispensables para cubrir los gastos de impuestos, ventajas industriales del constructor y otros.
 
Contrato de proyecto y construcción
 
En esta clase de Contrato, el Contratista se compromete a realizar el proyecto, como la construcción de las obras y se lleva a cabo la realización de los contratos descritos en un proyecto, que el propio grupo o alguien por parte del Contratista ha escrito. El Contratante adjudica la oferta que le resulte más favorecedora para satisfacer los propósitos con la construcción de la obra. Por lo general los contratistas eligen esta clase de Contrato, especialmente cuando en él se incorpora la financiación de toda la operación. Esto significa, que el Contratista no solo contribuye en el proyecto total y su construcción, sino que al mismo tiempo lo financia y el Contratante se compromete abonar a lo extenso de una serie de años, por lo general más de lo que dura la construcción.

Contrato modalidad suma alzada

Esta clase de Contrato, el Contratista acepta entregar una construcción totalmente terminada y en perfecto estado de funcionamiento, en contraprestación de una cantidad estable, distribuida en plazos acordados anticipadamente, según con el progreso de la obra. La oferta del Contratista se fundamenta en una investigación del proyecto proporcionado por el Contratante, esto significa que el Contratante es el que se compromete a efectuar el proyecto, y efectúa una licitación para hallar a la compañía constructora o Contratista que más le convenga para sus intereses.
 
Los posibles riesgos del proyecto los asume el Contratista que por dicha razón debe hacer un estudio completo del proyecto que le confiere al Contratante y agregar en él todo aquello que estima que falte debido a que la cifra de su propuesta se estima "cerrada" una vez firmado el Contrato. El Contratista se compromete a recibir la suma ofertada, incluyendo en ella todas aquellas cosas que según su criterio son indispensables para la perfecta terminación y funcionamiento de la instalación aunque no estuvieran incorporadas en el Proyecto que se recibió para el análisis de la oferta.