Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Cuándo finaliza el contrato de poder?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en marzo 09, 2015

¿Cuándo finaliza el contrato de poder?

Como todo contrato posee su culminación, sea que esta se de por la renuncia del poder dentro del proceso, por la finalización de la labor del contrato del mandato o la sustitución del poder entre otras causales de las que más adelante hablaremos;  el mandato no representa una excepción, el artículo 2189 del código civil establece unas causales que son por las cuales este negocio jurídico puede llegar a terminar y son las siguientes:

“- Por haber culminado la labor por la cual se celebró el contrato de mandato, por ejemplo cuando dictan sentencia en el proceso por el cual se contrató al abogado.
   
- Por la expiración del término o por el cumplimiento de la condición previamente fijado para la terminación del contrato.

- Por la revocación del mandante, es decir, que éste decide nombrar a otro mandatario. Dicha revocación puede ser tácita o expresa y solo produce efectos cuando el mandatario ha tenido conocimiento de la revocación.

- Por la renuncia del mandatario, en este caso el mandatario será responsable de los perjuicios que esto le cause a su mandante, no será responsable de los perjuicios cuando se encuentre en imposibilidad de ejercer el mandato ya sea por enfermedad u cualquier otra causa justificable.

- La muerte del mandante o del mandatario. Cuando se trata de la muerte del mandante se termina el mandato, pero si esto causa perjuicio a los herederos, el mandatario debe culminar su labor. El mandato no se extingue por la muerte del mandante cuando se ha encomendado ejecutarse labor después de dicha muerte, en este caso las obligaciones y derechos que confiere el mandato al mandante son a cargo de los herederos.

- Por la quiebra o la insolvencia del uno o del otro.
   
- Por la interdicción de cualquiera de los dos. Sabido es que cuando una persona es declarada interdicto no puede ejercer su capacidad de ejercicio, es decir, que mucho menos podrá ejercer una labor encomendada como mandatario o asumir la responsabilidad del mandante.
   
- Por la cesación de las funciones del mandante, si el mandato ha sido dado en ejercicio de ellas”.

Estas causales deben ser consideradas para cada caso específico, por ejemplo, cuando se presenta un poder de sustitución, una renuncia del poder dentro del proceso o incluso una renuncia al poder penal, entre otras situaciones que se pueden presentar.