Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





El ministro del interior es abucheado en reunión de víctimas



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en noviembre 11, 2014

El ministro del interior es abucheado en reunión de víctimas

La controversia por las rechiflas al ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en el foro de víctimas realizado el lunes se avivó a nombre de las críticas del alto funcionario.

Sin embargo la representante María Fernanda Cabal no aceptó ser la instigadora de llevar a cabo la  controversial manifestación de burlas y abucheos a las víctimas que se presentaron durante el simposio en el centro de convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, Juan Fernando Cristo declaró que un sector de la clase política desea politizar a la víctimas del conflicto armado.

"Es una falta de respeto con las víctimas de las Farc pretender ideólogizarlas y politizarlas", reafirmó el ministro del Interior.

Juan Fernando Cristo por otro lado salió en su defensa afirmando que "siempre" a estado frente a frente con las víctimas, a pesar de las rechiflas de los sectores de la oposición.

"Llevo siete años escuchando víctimas y dándoles la cara cuando otros las despreciaban", enfatizó. 

De igual forma, el ministro expresó que el Gobierno de Juan Manuel Santos "es consciente de que nunca será suficiente ninguna verdad, justicia y reparación para compensar las pérdidas y el dolor de las víctimas".

"Entendemos el dolor de las víctimas de todos los grupos armados y este Gobierno ha avanzado en su reconocimiento", afirmó.

Por último el funcionario reconoció que el dolor de las víctimas representa uno solo, por esta razón "no es conveniente el enfrentamiento entre las víctimas, independientemente de su victimario".

Cuando el ministro fue congresista de la república en el periodo legislativo 2010-2014 fue uno de los máximos promotores de la ley de víctimas en compañía del entonces representante Guillermo Rivera Flores.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, es además víctima del conflicto porque en 1997 su padre fue asesinado por el ELN. 

A lo mejor gran parte de la sociedad colombiana desconoce este hecho porque la violencia no tiene límites y no distingue entre posiciones o clases sociales. El conflicto armado en Colombia no repara  o  concede excepciones a los individuos, frente a él todos somos vulnerables y padecemos por igual los mismos dramas y atrocidades de la violencia.