Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Familiares de los secuestrados esperan prontas liberaciones



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en noviembre 22, 2014

Familiares de los secuestrados esperan prontas liberaciones

Cada minuto que pasa está cargado de angustia para las cinco familias que se encuentran esperando con ansiedad que sus seres queridos regresen al hogar luego de ser secuestrados por las Farc en Arauca y Chocó.
 
En la capital de Bogotá continúa la familia del general Rubén Darío Alzate; en Chocó, la de la abogada Gloria Alcira Urrego. Y en la vereda Paradita, del municipio de Mutiscua, Norte de Santander, se hallan los familiares del cabo primero Jorge Rodríguez Contreras. Los tres fueron secuestrados el pasado domingo en el corregimiento Las Mercedes, en Quibdó, por el frente 34 de las Farc.
 
Mientras tanto, en el Carmen de Bolívar (Bolívar) se encuentran la mamá y los hermanos del soldado profesional Paulo César Rivera Capella; y en La Virginia (Risaralda), los parientes del soldado Jhonatan Andrés Díaz Franco. Los soldados fueron retenidos en Tame (Arauca), el nueve de noviembre pasado.
 
Las familias permanecen esperanzadas al anuncio que los gobiernos garantes del proceso de paz efectuaron, el miércoles, con respecto a la liberación de los secuestrados como demostración de paz de las Farc.
 
Jorge Bermúdez, esposo de la abogada Gloria Urrego, expresó que dispone de una maleta lista para volver a Bogotá para regresar a su casa con su compañera, quien es la encargada de proyectos especiales de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán, en la que es comandante el general Alzate.
 
Él está en Quibdó (Chocó) alerta a las operaciones militares, de igual forma a las labores que llevan a cabo el Comité Internacional de la Cruz Roja. “Es muy duro esperar. Pero me dijeron que el regreso de ella está cerca. Me imagino cómo vendrá, sin comer, sin bañarse y cansada de correr por la selva. Ella es una mujer de ciudad, que nunca había estado en la selva”, declaró Bermúdez.
 
Por otro lado, Claudia Farfán, esposa del general Alzate, preparó con su familia una eucaristía. Relata que ha entregado en las manos de la Virgen María, a la que afirma es creyente el general, la feliz culminación de la operación humanitaria que espera lo traiga de vuelta. “Sé que él también está orando, porque a donde quiera que va lleva una estampa de la Virgen, a quien siempre ha puesto toda su fe, y sé que ella lo está protegiendo”, expresa.

Al mismo tiempo, en el departamento de Arauca progresan los operativos para lograr rescatar a los dos soldados profesionales. Mientras que en el Chocó, avanzan las labores humanitarias de la Cruz Roja Internacional, con las cuales se confía que sea la entidad la que reciba a los secuestrados.