Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Finalización del contrato de arrendamiento en Colombia



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en febrero 10, 2015

Finalización del contrato de arrendamiento en Colombia

De los hechos más críticos en las relaciones provenientes de los contratos de arrendamiento de vivienda urbana en Colombia, e incluso en locales comerciales, oficinas, consultorios, o garajes, son las que guardan relación con la finalización del contrato de arrendamiento de forma unilateral por el arrendatario, en especial cuando ya habitando el inmueble que se ha elegido por un año, pasada la emoción, en el transcurso del segundo mes, se toma conciencia y es cuando entendemos que este no cumple con las expectativas de habitabilidad, comodidad y seguridad, y sin embargo las exigencias, el arrendador, inmobiliaria, propietario, o no, nos presentan toda clase de obstáculos, penas y disculpas para ya al finalizar el contrato de arrendamiento recordarnos que es por un año o que “miremos haber que vamos a hacer”.
 
De la misma forma ocurre cuando en ejecución del contrato de arrendamiento, obtenemos uno que más nos agrada, es posible conseguir el propio porque nos trasladamos hacia otra ciudad, o sencillamente no deseamos estar más.

En el presente artículo contemplaremos las Causales de Finalización de contrato de arrendamiento, con justa causa, que no dan lugar a indemnización a favor del arrendador, sin embargo que ocasionalmente podría realizarse a favor del arrendatario: 
 
1. La suspensión de la prestación de los servicios públicos al inmueble, por acción premeditada del arrendador o porque este incurra en mora en pagos que estuvieren a su cargo. (En estos casos, si el arrendatario lo prefiere, podrá  directamente sin autorización del arrendador, asumir el costo del restablecimiento de los servicios y descontarlo automáticamente de la renta o cualquier otro pago que le corresponda como arrendatario).
 
2. La incursión reiterada del arrendador en procederes que afecten gravemente el disfrute cabal por el arrendatario del inmueble arrendado, debidamente comprobada ante la autoridad policiva.
   
3. El desconocimiento por parte del arrendador de derechos reconocidos al arrendatario por la Ley o contractualmente.
   
4. El mal estado o calidad del inmueble que impida totalmente o torne supremamente difícil su uso para lo que ha sido arrendado, sea que el arrendador conociese o no el mal estado o calidad del inmueble al tiempo del contrato; y aún en el caso de haber empezado a existir el vicio después del contrato, pero sin culpa del arrendatario. Si el impedimento para el goce de la cosa es parcial,  según las circunstancias, podrá dar lugar a la terminación del arrendamiento, o la concesión de una rebaja del precio o renta. (Caso típico cuando vivimos en el quinto piso y se daña el ascensor, pasando los días y semanas sin que la Administración lo mande arreglar).
 
El proceso es muy simple, el Arrendatario deberá enviar al Arrendador una carta en las que exponga los detalles de los hechos, para lo cual se recomienda utilizar la tecnología, adquirir las suficientes pruebas  fílmicas o fotográficas con el registro de la fecha y hora tanto generales como específicas donde se demuestre desde la parte exterior del inmueble, nomenclatura, interiores, perjuicios y aspectos que hagan que dificulten la habitabilidad.
 
Recuerde que al finalizar un contrato de arrendamiento se actúa en cualquier tiempo de ejecución del contrato inicial, prorroga o renovación, sin que intervenga aviso previo, sino de forma inesperada e ipso facto, esto significa, será indispensable la restitución del inmueble dentro de las cuarenta y ocho horas próximas a la finalización del contrato de arrendamiento y no es posible su compensación con tiempos previos de ocupación que se dejen de pagar.