Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





La reforma tributaria distancia a los gremios del gobierno



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en noviembre 28, 2014

La reforma tributaria distancia a los gremios del gobierno

La distancia entre los gremios con el Gobierno Nacional por la reforma tributaria se intensificó e hizo más clara este viernes.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero Nieto, fue tajante al juzgar el proyecto del ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.
 
Guillermo Botero Nieto trascendió la ANDI e indicó que ‘como por arte de magia’ en la reforma se presentaron 28 nuevos artículos.
 
“Apareció un impuesto de timbre, que fue un impuesto de los más malos, y allí como el ave fénix revivió”, reafirmó.

En esa dirección, estimó que la reforma se encuentra ‘cocinada’ en el Congreso y señaló que sólo  quedará la opción de “tomar agüita” para lograr tragarse ese sapo.
 
El jueves en ‘El Banquete del Millón’, el Jefe de Estado Juan Manuel Santos volvió a respaldar la reforma tributaria que se está tramitando.

En medio de los juicios de los empresarios y los partidos políticos de oposición, El Presidente Santos declaró que el proyecto es indispensable para poder luchar contra la desigualdad. 

Explicó que la propuesta en ningún momento perjudica a la clase media como lo han pronosticado desde el Centro Democrático del exmandatario y senador Álvaro Uribe Vélez.
 
Solicitó al mismo tiempo al Congreso modificar la denominación del impuesto a la riqueza por impuesto contra la pobreza.
 
“Algunos se han quejado del nombre de impuesto a la riqueza y yo diría que este es un impuesto contra la pobreza. Le voy a pedir al ministro de Hacienda (Mauricio Cárdenas) que le pida al Congreso que le ponga ese nombre”, aclaró.
 
En la actualidad el proyecto se debate en las plenarias de Senado y Cámara de Representantes.

Así mismo, Juan Manuel Santos aseguró que la reforma únicamente perjudicará a uno de cada 1.000 colombianos.
 
Por último expresó que para alcanzar la paz en Colombia no sólo es necesario silenciar los fusiles sino  a la vez garantizar a los habitantes un país generoso e incluyente.