Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Día dedicado al frente de liberación animal...



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en enero 19, 2007

Día dedicado al frente de liberación animal...

Nadie se quiere ver involucrado... ya lo se y todos lo sabemos, más hoy dedique varias horas de mi día a pensar en aquellos que han muerto, o que se encuentran tras las rejas por ésta causa tan noble; no he podido evitar pensar en todas aquellas personas que soñamos con una revolución vegana que alcance a todo el mundo, que no deje a nadie indiferente, y no he podido dejar de pensar tampoco en todos los errores que a través de la historia la humanidad ha cometido, sin dudar por un segundo que éste es uno mas de tantos... reprimir a verdaderos justicieros.

Me siento ofuscada... y es cuando veo tantas acciones cuando siento que mi vida y mi lucha han sido hasta hoy verdaderamente miserables... espero ansiosa un momento que me entregue el poderío suficiente para luchar, cruzándome de brazos en el presente... sentada frente al computador llena de impotencia, por saber que hay miles de animales que en este mismo instante son cazados, sufren hambre, frío, son matados o duermen en frías y diminutas jaulas... sin entender cual es la razón de ese destino, sin poder preguntárselo quizás... pero con unas ansías de libertad indudables que los de nuestra raza entienden a la perfección. Quiero cambiar el mundo! pero a la vez me siento atada de manos.

Mientras transmito mi mensaje la soledad me inunda, es increíble sentir tan intensamente, sin poder compartirlo, con la esperanza de que en algún momento alguien lea estas líneas y entienda a que me refiero, más en mi puta vida aún no he podido siquiera conocer a un vegano en persona; a alguien que me transmita un brillo especial en sus ojos al hablar de éstos temas... Amo a los animales con un sentimiento que me llena, pero a la vez me vence; nuestro mensaje hermanos de paz, es tan claro, y tan suficientemente ético, y aún así nadie lo comprende... ¿que sucede?... ¿que es de la humanidad cuando su maldita justicia se queda satisfecha abarcando solamente a nuestra especie?; estudio Derecho (leyes) llevo tres años en este embrollo que me apasiona pero que da mil vueltas únicamente a la protección humana; no lo entiendo... ni siquiera entiendo cual es el fin que integra ésta profesión pero que finalmente se reduce a una realización personal.

Sin mirar los ojos del que sufre, del verdaderamente indefenso, discriminado, sean humanos o animales... Tengo miedo, debo confesarlo... tengo miedo a ver pasar los años sin haber echo nada por nuestros hermanos menores; tengo fe en mi misma y en un Dios que respeto pero al que no conozco del todo, más cuando miro las actitudes de los demás cristianos y siento vergüenza y confusión. Solo me cobijo en la lectura atenta de ustedes, y en días como hoy en que la desesperación me agobia, solo quiero sentir que no estoy sola... que aunque pocos en comparación a la población mundial, somos verdaderamente muchos los que amamos a los animales y estamos dispuestos a entregar nuestra vida por ellos.

Les ruego, no abandonar jamás la lucha, pidamos lo que a ojos ignorantes y poco fundamentativos es imposible, pero lo que nosotros sabemos, es una parte más de los principios que constituyen nuestra existencia; el respeto hacía otras vidas no humanas... gritemos una y mil veces contra la esclavitud animal, contra el especismo... No importa la explicación religiosa... somos seres humanos y tenemos una tendencia innata a moralizar nuestros actos, y esa moral no tiene como límite único a los seres humanos... matar, violar, explotar, privar no son conceptos exclusivos de nuestra raza, más bien son una esencia misma en cualquier ser que sea víctima de ellos, hagámoslo entender al mundo; no tardemos más amigos de paz, los animales no pueden esperar.

Perdónenme si escribí alguna pelotudez, en mi país (Chile) son cerca de las 1:00am de un día sábado, estoy en casa con este dolor que acabo de expresarles y con una cerveza que me ha servido para sincerarme... espero, alguno de ustedes tenga pronto algo que decir, no importa a quién me dirija, con el alma llena de desesperación les digo: los necesito.