Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Derecho sucesiones 2, notas de clase parte 7



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en enero 19, 2007

Derecho sucesiones 2, notas de clase parte 7

Pasivo (Porción complementaria) $50.000
Activo líquido $950.000, que los recibe el hijo.

Lo dicho para los bienes propios se extiende a los gananciales y las asignaciones por causa de muerte que se reciban, las cuales no se acumulan. En tales casos, basta simplemente calcular el complemento y sacarlo de la mitad legitimaria o del pasivo, según se trate del primer orden hereditario o de los demás.

PORCIÓN CONYUGAL FICTICIA: Art. 1234, inc. 2 y 1238 inc. 2

Es aquella porción conyugal que no recibe directamente sino indirectamente en virtud de la imputación que a ella se hace con la adquisición de cualquier otro derecho como gananciales, donación o asignaciones por causa de muerte. Se llama ficticia porque realmente el cónyuge no recibe nada por porción conyugal por tener bienes iguales o superiores a la porción teórica, pero se finge que tales bienes o derecho pagan totalmente la porción conyugal del cónyuge sobreviviente.
La porción conyugal no es incompatible con los gananciales sino que son inacumulables, pues se puede aceptar gananciales y pedir porción conyugal complementaria, pero aquella parte se imputará ficticiamente como porción conyugal.
Si lo que recibe el cónyuge es a título de donación, herencia o legado, y es más de lo que le corresponde a título de porción conyugal, el sobrante se imputará a la parte de los bienes de que el difunto pudo disponer a su arbitrio (cuarta de libre disposición), art. 1237 del C. C. De esto se desprende que ficticiamente se recibe la porción conyugal y ella se encuentra comprendida dentro de la donación, herencia o legado. En este caso a diferencia del anterior hay un pago indirecto de la porción conyugal y el sobrante sale de la libre disposición, lo cual es importante para establecer la responsabilidad.

CONDICIÓN PARA QUE SE CAUSE LA PORCIÓN CONYUGAL:

El art. 1230 establece que la porción conyugal se asigna al cónyuge supérstite que carece de lo necesario para su congrua subsistencia. En consecuencia si el cónyuge puede subsistir congruamente, según la posición social que ocupe, con los bienes que posee, no tiene derecho a porción conyugal, por eso se afirma que la porción conyugal es una cuota alimentaria.

CONSOLIDACIÓN DE LA PORCIÓN CONYUGAL:

Art. 1232 y 1233 del C. C. El derecho se entiende existir al tiempo del fallecimiento del otro cónyuge y no caduca por la adquisición de bienes que haga el cónyuge sobreviviente posteriormente y el cónyuge sobreviviente que al tiempo de fallecer el otro cónyuge no tuvo derecho a porción conyugal, no lo adquiere después por el hecho de caer en pobreza.

OPCIONES DEL CÓNYUGE SUPÉRSTITE:

Al fallecer un cónyuge el que lo sobrevive puede optar por gananciales o por porción conyugal, Art. 1235. El cónyuge antes de ejercer el derecho de opción, debe precisar cuál es el monto de gananciales o a cuánto asciende su porción conyugal para así poder resolver sobre la situación más ventajosa. Art. 594 C. de P. Civil La elección deberá hacerse antes de la diligencia de inventarios y avalúos. En caso de que haya guardado silencio se entenderá que optó por gananciales, sin necesidad de auto que así lo declare.
El cónyuge también puede optar entre porción conyugal y herencia o legado.
El derecho a porción conyugal se tiene en cualquier orden hereditario, y que el cónyuge supérstite no es heredero en primer orden sucesoral, salvo si es instituido por testamento. En los otros órdenes sucesorales puede serlo por testamento o ab intestato, Art. 1237 del C. C. Según este artículo el cónyuge supérstite puede recibir a la vez porción conyugal, herencia o legado de bienes, siempre que éstos sean de libre disposición,
Las herencias y legados de bienes de libre disposición constituyen una excepción a la opción que debe ejercerse entre los bienes y derechos propios y la porción conyugal. No es necesario renunciar a la herencia o legado que provenga de la parte de libre disposición, para poder recibir la porción conyugal, pero si la herencia o legado no proviene de la parte de los bienes de que se puede disponer libremente es incompatible con la porción conyugal.
La porción conyugal es inacumulable con gananciales y con cualquier otro bien o derecho del cónyuge supérstite. Excepcionalmente en los casos siguientes:
1.- Si ese derecho es sobre las herencias y legados de bienes de los que se puede disponer libremente.
2.- Si los bienes o derecho del cónyuge supérstite son menores que la porción conyugal, caso en que se tiene derecho a porción conyugal complementaria. `

DERECHO DE ABANDONO:

Con el objeto de asegurar que la opción del cónyuge supérstite se realice, el Código Civil le autoriza a escoger entre retener lo que posea o se le deba, renunciando la porción conyugal, o pedir la porción conyugal, abandonando sus otros bienes y derechos, art. 1235 del C. C.
Si el cónyuge sobreviviente opta por porción conyugal y abandona sus bienes propios, estos se incluirán en el activo correspondiente, art. 594 inc. 2 del C. de P. Civil.
Si el cónyuge sobreviviente tuviere bienes, pero no de tanto valor como la porción conyugal, sólo tendrá derecho al complemento, a título de porción conyugal. Art. 1234 del C. C,
La porción conyugal es íntegra, cuando se recibe completamente por no tener bienes, Art 1234, o complementaria cuando se tienen bienes propios pero en menor proporción al valor de la porción conyugal, art. 1235; en este caso la parte de bienes deducida de la porción viene a engrosar a las legítimas.
La porción conyugal no puede acumularse a ningún otro derecho que el cónyuge tenga en la sucesión, trátese de alimentos, legados o gananciales.

DIVORCIO Y SEPARACIÓN DE BIENES:

A.- En el divorcio: La ley primera de 1.976 dispuso que ninguno de los divorciados tendrá derecho a invocar la calidad de cónyuge sobreviviente para heredar abintestato en la sucesión del otro, ni a reclamar porción conyugal, lo cual es obvio frente a un divorcio vincular, lo cual se mantiene después de la vigencia de la ley 25 de 1.992.
B.- En la separación de Bienes: Cuando fallece un cónyuge separado de bienes no es posible reclamar porción conyugal en la sucesión del otro por cuanto ya ha recibido en vida su cuota de gananciales, Art. 168 del C. C.
C.- RESPONSABILIDAD DEL CÓNYUGE: El cónyuge a quien por cuenta de su porción conyugal haya cabido a título universal alguna parte en la sucesión del difunto, será responsable a prorrata de esa parte, como los herederos en sus respectivas cuotas.
Si se imputara a dicha porción conyugal la mitad de gananciales, subsistirá en esta la responsabilidad especial que le es propia, Art. 1238

ACCIÓN DE REFORMA Y LA PORCIÓN CONYUGAL:

Esta acción de tipo personal, sólo tiene cabida cuando el causante vulnere derecho herenciales de los legitimarios en sus legítimas, o de los descendientes en la cuarta de mejoras, o del alimentario en sus alimentos y también tiene cabida esta acción en el caso en que mediante una institución testamentaria el testador de manera expresa desconozca el derecho del cónyuge sobreviviente a la porción conyugal, o se la reduzca cuantitativamente, art. 1278.

3.- LAS LEGÍTIMAS:

El artículo 1239 del C. C, define la legítima como la cuota mínima de los bienes de un difunto que la ley asigna a ciertas personas llamadas legitimarios.
Los legitimarios son por consiguiente herederos, son simplemente los titulares de la legítima.
De este texto se colige que las asignaciones testamentarias son de dos clases: las voluntarias y las forzosas, las primeras las puede hacer el causante libremente, las forzosas las señala el legislador con dos limitaciones: la persona y la cuantía.
En consecuencia la herencia se divide en una parte de que el testador no puede disponer a su arbitrio y que se reserva por ley a los legitimarios; y de otra parte en que el testador puede ejercitar libremente su facultad de testar.



QUIENES SON LEGITIMARIOS:

Según el artículo 1240, modificado por el art. 9 de la ley 19 de 1.982 son legitimarios:
1.- Los hijos legítimos, adoptivos y extramatrimoniales, personalmente o representados por su descendencia legítima o extramatrimonial.
2.- Los ascendientes
3.- Los padres adoptantes
4.- Los padres de sangre del hijo adoptivo de forma simple.

Los legitimarios, según el artículo 1241 concurren y son excluidos y representados según el orden y reglas de la sucesión intestada. Este artículo se aplica a los legitimarios exclusivamente, es decir, aquellos herederos forzosos titulares de la legítima, que no son otros que los ascendientes y los descendientes, los adoptantes y los padres de sangre del hijo adoptivo.
En segundo término, la mitad legitimaría, en principio, se divide entre los legitimarios por cabezas, cuando se presentan a reclamar su derecho directamente, Cuando se presentan los hijos del legitimario, por virtud del derecho de representación, a reclamar la cuota que tendría su padre fallecido, caso en el cual estos recibirán su derecho por estirpes.
Los legitimarios serán excluidos de la sucesión del causante de acuerdo con las normas de la sucesión intestada, cuando se configure una causal de indignidad y esta sea probada en juicio. Lo propio ocurre en la sucesión testamentaria, con el desheredamiento.
De conformidad con la ley 19 de 1.982, artículo 3, la representación solo se da en el caso de la descendencia de los hijos legítimos, extramatrimoniales y adoptivos.


CARACTERISTICAS DE LAS LEGÍTIMAS:

A.- Son asignaciones Forzosas en el sentido de que son obligatorias: Tanto el causante como los demás interesados en la sucesión tienen que respetarla o reconocerla. Si el causante a través de un testamento vulnera los derechos de los legitimarios en la legítima, estos tienen acción de reforma del testamento.
B,- Es una asignación hereditaria: Esta característica quiere decir que el legitimario es heredero y continuador de la persona del causante, con las contingencias que de ello se derivan.
C.- Es una cuota mínima: la legítima es la cuota mínima que el legitimario puede recibir en la sucesión; en relación con cada heredero viene a tomar el nombre de rigurosa. Por tal razón, el legitimario puede recibir derecho herenciales adicionales a las legítimas por otros conceptos.
D.- En ciertas condiciones y con el cumplimiento de determinados requisitos, la legítima puede ser asignada por el causante en vida, por medio de una donación; Estas donaciones entre vivos, también llamadas revocables, hechas por el causante a sus descendientes, o a personas extrañas, serán tenidas en cuenta en la liquidación de la herencia. El acervo bruto sucesoral menos las costas, impuestos, deudas, alimentos forzosos, porción conyugal darán el activo líquido sucesoral. A este líquido sucesoral deberán sumársele las donaciones revocables o irrevocables de los legitimarios y las donaciones revocables a extraños que constituyen acervo imaginario, del que se parte para obtener el monto de la legítima a que se tendrá derecho.
Esto se hace así con la finalidad de no vulnerar los derechos de los legitimarios.
E.- El asignatario legítimo goza de prelación para el pago de sus legítimas, sobre las asignaciones voluntarias.
F.- La legítima no es susceptible de ninguna modalidad, sea condición, plazo o modo específico, ni de gravamen.
G.- Las legítimas están protegidas por la acción de reforma del testamento.

DETERMINACIÓN DE LA LEGÍTIMA:

Según el artículo 1242 del C. C. la mitad legitimaría resulta de deducir al acervo bruto sucesoral las bajas de que habla el artículo 1016 y sumarle las agregaciones provenientes de la liquidación de los acervos imaginarios previstos por los artículos 1243 a 1245 del mismo Código. Este acervo se le llama líquido, se parte por mitad. Esta mitad es lo que constituye la mitad legitimaría.



LEGITIMA RIGUROSA:

La legítima rigurosa resulta de dividir la mitad legitimaría entre los legitimarios con vocación hereditaria. Es decir, determinado el acervo líquido y dividido por dos, una de las mitades, en el caso de la descendencia, se dividirá entre los descendientes por cabezas. Lo que le corresponda a cada uno de ellos será la legítima rigurosa, es decir, ésta es la cuota mínima del legitimario en la mitad legitimaría.
El cómputo de la mitad legitimaría y de la cuarta de mejoras y de libre disposición, tratándose de sucesión intestada o abintestato en la que hay descendientes, tiene que efectuarse sobre el acervo sucesoral líquido, Art. 1242.
Las legítimas rigurosas por tener un carácter más forzoso que la cuarta de mejoras, tienen preferencia en el pago con relación a éstas últimas.
Cuando en una sucesión uno de los legitimarios es declarado indigno, es desheredado, o repudia la herencia y carece de descendencia con derecho a representarlo, la cuota herencial que le hubiere correspondido debe agregarse a la mitad legitimaría para conformar así las legítimas rigurosas de los demás legitimaríos y a la porción conyugal. El mismo tratamiento reciben los bienes provenientes del ejercicio del derecho de abandono ejercido por el cónyuge sobreviviente que teniendo bienes propios pero de inferior valor a la porción conyugal resuelve abandonarlos, estos bienes se agregan a la mitad legitimaría, sobre la cual deberá imputarse la porción conyugal.
El testador no puede designar curador al hijo cuando exista cónyuge sobreviviente que ejerza la patria potestad, a fin de que administre los bienes que integran su legítima rigurosa, Art. 1250, lo que si es posible con relación a los bienes que le asigne al hijo con cargo a la cuarta de mejoras o la de libre disposición, art. 573 del C.C

LA LEGÍTIMA EFECTIVA: Es la legítima rigurosa más lo que le corresponda al heredero por cuarta de mejoras y libre disposición. En consecuencia, cuando al heredero legitimario sólo se le beneficia con la legítima rigurosa, esta viene a confundirse en su cuantía con la legítima efectiva.

4.- CUARTA DE MEJORAS:

El acervo líquido, para efectos de determinar las legítimas y las mejoras, se divide en dos partes; una mitad conforma la de las legítimas; las otra se dividirá, a su vez, en dos partes, que equivalen a dos cuartas partes del acervo líquido sucesoral: la una constituye lo que se ha denominado la cuarta de mejoras y la otra como cuarta de libre disposición.
La cuarta de mejoras beneficia a los descendientes o adoptivos; puede ser destinada por el causante, mediante testamento, a uno de sus descendientes, con prescindencia de los demás; vale decir, que el causante goza del derecho de escoger a un hijo, nieto, bisnieto, como titular de la cuarta de mejoras, en lo que existe una libertad relativa para testar. El causante no puede destinar la cuarta de mejoras a persona distinta de un descendiente, como sería el cónyuge o un colateral o a un tercero.
Cuando las mejoras excedan en su cuantía la cuarta parte del acervo líquido, este exceso se imputará a la cuarta de libre disposición.
La acción de reforma del testamento comprende también la cuarta de mejoras en todo o en parte cuando fuere asignada a personas distintas de los descendientes contraviniendo su reglamentación específica prevista por la ley.

La cuarta de mejoras se caracteriza:
a.- Con ella solo se puede beneficiar a los descendientes.
b.- Debe tenerse en cuenta si la sucesión es testada o no. Si es intestada, la cuarta existe jurídicamente y acrece al legitimario; se le suma a las legítimas. Si la sucesión es testada se atiende al testamento, si está bien otorgado.
c.- Por ser una asignación forzosa está protegida por la acción de reforma del testamento.
d.- Es una asignación hereditaria para descendientes, a diferencia de las legítimas, que pueden destinarse también a ascendientes cuando no hay descendientes.
e.- La porción conyugal, por la forma de determinarse, no afecta la cuarta de mejoras en forma directa.
f.- La cuarta de mejoras también es anticipable por medio de donaciones en vida del causante.
g.- Puede ser gravada o afectada con modalidad, pero sin desvirtuar su naturaleza.
h.- El testador goza de libertad restringida para concederla.
i.- Puede ser materia de estipulaciones contractuales, art. 1256
Pero instituido un hijo del testador como heredero de este en todos sus bienes, a tiempo que el testador pasó por alto otros dos hijos suyos que dejaron descendencia tiene derecho aquel a reclamar la cuarta de mejoras y la libre disposición sin menoscabar la legítima de los otros legitimarios.

CUARTA DE LIBRE DISPOSICIÓN: La ley 29 de 1.982 , modificó el artículo 1242 y según la cual, la cuarta de libre disposición la tiene el causante siempre, existiendo otros legitimarios y ante la ausencia de hijos legítimos, extramatrimoniales y adoptivos, puede disponer libremente de la mitad de los bienes. Si faltan legitimarios y sin perjuicio de la porción conyugal, puede disponer libremente de todos sus bienes.