Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Los implicados en el `caso Malaya´ eran un «grupo delictivo de guante blanco»



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en julio 25, 2006

Los implicados en el `caso Malaya´ eran un «grupo delictivo de guante blanco»

La Justicia resolverá en unos días los recursos presentados por los 23 encarcelados por su presunta relación con esta trama

La Fiscalía de Málaga entiende que los implicados en la `operación Malaya´ formaban un «grupo delictivo de guante blanco» que operaba a través del Ayuntamiento de la localidad malagueña de Marbella. Este es el argumento en el que se basó el Ministerio Público para solicitar que se desestimen los recursos presentados por los abogados de los 23 imputados encarcelados para salir de prisión. La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Málaga decidirá sobre estos recursos en unos días.
La Sección Tercera acogió ayer la vista sobre los recursos presentados contra los autos de prisión de cinco ex concejales que se encuentran encarcelados: José Luis Fernández Garrosa, María José Lanzat, Vicente Manciles, Rafael Calleja y Rafael González Carrasco. El fiscal pidió la confirmación de estos cinco autos de prisión argumentando el riesgo de fuga y el peligro de ocultación de pruebas.

«No son pardillos»
El Ministerio Público entiende que estos cinco imputados formaban parte de «una trama de guante blanco», en la que se valieron de su condición de concejales. «No son pardillos a los que se les encuentra un arma en su casa», dijo el fiscal, convencido de que existe «pruebas ciertas» de que recibieron distintas cantidades de dinero y obtuvieron «pingües beneficios» de sus acciones «al margen de la Ley».


Las defensas, en cambio, creen que existe una falta de pruebas, que los autos no están argumentados de forma individualizada y alegan que los imputados seguían «disciplina de partido». El fiscal entiende que recibir dinero, «un soborno», no se puede enmarcar en la disciplina de partido. «Puede sorprender recibir un primer sobre, pero no tenerlos de forma reiterada», argumentó.


Los abogados defensores alegan igualmente que se ha roto el principio de igualdad y hay un agravio comparativo con respecto a otros imputados que se encuentran en libertad, según explicaron, «por colaborar» con la justicia o confesar su implicación en la trama. «La confesión no puede ser un premio», dijo uno de los letrados.


El fiscal argumentó que la mera confesión no es suficiente para que se dice prisión condicional y recordó que uno de los que piden su puesta en libertad, Manciles, reconoció el cobro de dinero y permanece en prisión.