Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Pasos para redactar un contrato simple



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en septiembre 25, 2015

Pasos para redactar un contrato simple

La forma más sencilla para establecer un convenio legal que vincule dos partes se realiza mediante un contrato simple. El propósito y los términos no poseen límites siempre y cuando no violen las leyes, sean celebrados por un menor o un individuo que se encuentre incapacitado para hacerlo o sean imposibles de cumplir.

Los propósitos no tienen que realizarse por escrito; no obstante, si se piensa ejecutarlos de forma verbal puede llegar a ser complicado. Un contrato simple debe estar constituido por tres elementos: una propuesta, un aprobación y una consideración. Es importante aclarar que un contrato por escrito debe ser firmado por las dos partes y especificar una fecha. 

Aprende a redactar un contrato simple

1. Es indispensable reunir los nombres completos y los datos de contacto de las partes en compañía de las descripciones legales requeridas. 

2. El siguiente paso es reconocer el propósito del contrato simple, así como las partes que se encuentran en el primer párrafo y no olvidar incluir la fecha en el primer párrafo.

3. En el contrato se deben explicar los términos con mayor detalle en los párrafos siguientes e incorporar términos exactos, por ejemplo descripciones sobre los bienes afectados, las fechas de los pagos a efectuar y escribir la cantidades con letras evitando usar números.

4. Es de gran relevancia elegir una ley para enfrentar una posible controversia y suministrar una sección para términos por defecto. Así no se espere que exista un incumplimiento del contrato simple, se recomienda planificar todo con antelación. En la situación que se presente un incumplimiento las instrucciones a seguir deben incluirse en esa sección. Asimismo, especificar qué ley estatal se implementará en caso de incumplimiento.
   
5. Para llevar a cabo la firma y la fecha del contrato simple es necesario realizarlo ante un notario público o frente la presencia de testigos objetivos. Aunque esto no sea un requisito obligatorio, ésto lo convierte en un documento legal y válido.