Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Por qué es importante el contrato de fiducia mercantil en Colombia?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en noviembre 11, 2015

¿Por qué es importante el contrato de fiducia mercantil en Colombia?

En el contrato de fiducia mercantil, una persona, denominada fideicomitente realiza una transferencia sobre la propiedad de unos bienes para que sean administrados por otro individuo, llamado fiduciario. En Colombia, los fiduciarios corresponden a instituciones reguladas y supervisadas de forma semejante a las entidades de crédito. El fiduciario consigue la obligación de administrar los bienes según el propósito determinado por el fideicomitente, favoreciendo uno o diversos beneficiarios, que dependiendo del objetivo, pueden ser el mismo individuo que el constituyente.
 
En Colombia, aunque la administración de los bienes está a cargo del fiduciario, los bienes suministrados no se incluyen dentro del patrimonio de éste último, sino que pasan a constituir un patrimonio independiente que no establece ninguna relación con el fiduciario, constituyente y el beneficiario; con lo cual poseen una particular protección, de modo que, en un comienzo, no pueden ser perseguidos por los acreedores de los participantes que intervienen. Los bienes del patrimonio autónomo solo representan una garantía de las obligaciones adquiridas para el cumplimiento del  correspondiente objetivo determinado en el contrato de fiducia.
 
¿Qué beneficios ofrece?

Hay una gran variedad de componentes que confieren seguridad a quienes intervienen en el negocio fiduciario. Uno de ellos es que los bienes constituyen un patrimonio independiente, que influye solo en el cumplimiento de un propósito, y otro es que el administrador fiduciario es un profesional calificado que es supervisado por el estado, que necesita elevados capitales de constitución y que debe disponer con apropiados sistemas de gestión de riesgos.
 
¿En qué reside su importancia?

Por lo menos en 18 legislaciones en América Latina se halla establecida la figura de la fiducia, sin embargo no en todos posee el mismo nivel de desarrollo. La fiducia es de gran importancia en naciones como México, Panamá y Colombia.
 
La fiducia es una figura que continúa extendiéndose, a tal extremo que en 2007 Francia adquirió la Ley sobre fiducia, comprobando que incluso algunas naciones de Europa continental aprecian de forma positiva las ventajas de esta figura que antes les parecía tan ajena.