Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Preocupación en el congreso ante nuevas demandas de Nicaragua



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en noviembre 11, 2014

Preocupación en el congreso ante nuevas demandas de Nicaragua

Desde el Congreso de la República se advierte la “evidente debilidad, falencia y reiterativo” error del Gobierno Nacional con respecto a las intenciones expansionistas de Nicaragua.

El senador Mauricio Lizcano manifestó su preocupación por estos hechos y declaró que la estrategia post fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que le quitó al país 72.000 kilómetros cuadrados de mar, generó dos recientes demandas.

Exactamente para verificar las acciones del Estado luego del fallo de 2012 de la CIJ y revisar las equivocaciones cometidas para evitar que sucedan otra vez, el Senado citó para este martes a un debate en comisión segunda a la canciller María Ángela Holguín y, a los ministros de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Minas y Energía y de Defensa.

Además se extendió la invitación al coordinador del grupo negociador Carlos Gustavo Arrieta y la gobernadora de San Andrés, Aury Guerrero Bowie.

No obstante, la reunión será en privado, Lizcano confesó que si no se replantea de inmediato la estrategia diplomática y jurídica ante las dos últimas demandas de Nicaragua, Colombia probablemente puede perder 150 millas náuticas adicionales de plataforma continental en la parte suroccidental del Caribe.

“Si llegáramos a perder en la Corte esas 150 millas náuticas adicionales que pide Nicaragua, el aislamiento de San Andrés aumentaría porque no tendría derechos sobre el subsuelo marino y se pondría en peligro por las futuras exploraciones petroleras de Nicaragua la gran reserva de SeaFlower, lugar de algunos de los ecosistemas marinos más exóticos del planeta, entregada a Colombia para su protección”, afirmó.

Del mismo modo advierte que “estamos frente a la posibilidad de tener que pagar una multimillonaria sanción por la reparación integral por los perjuicios y daños que reclama Nicaragua supuestamente causados por Colombia al impedir el ejercicio de los derechos adquiridos en la zona económica exclusiva adjudicada por la Corte en la sentencia de 2012”.

“La estrategia post fallo de Colombia de no dar aplicabilidad al fallo, utilizar el derecho interno para respaldar la decisión y la denuncia del Pacto de Bogotá lo único que trajo fue dos nuevas demandas de Nicaragua ante la CIJ con las que se quiere evitar que Colombia pueda evadir la jurisdicción de la Corte y las posibles sanciones de Naciones Unidas”, enfatizó.

Por otro lado, de acuerdo al congresista, el país se encuentra en la peor de las posiciones porque “ante la CIJ Nicaragua ha demostrado que Colombia incumple sus obligaciones internacionales cuando nos acusa de usar la fuerza y de violar zonas marítimas delimitadas en el fallo, situación nunca antes dada en un tribunal internacional”.

“Nicaragua ha mostrado el rechazo de Colombia por la sentencia del tribunal y su inaplicabilidad lo que nos muestra con poco respeto por el derecho internacional y poca credibilidad internacional”, añadió.

El senador Mauricio Lizcano, también argumentó que aunque Nicaragua no es un vecino cómodo, Colombia se ha equivocado en su estrategia cometiendo numerosos errores en el transcurso del proceso.