Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Qué caracteriza a un contrato de depósito en Colombia?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en septiembre 21, 2015

¿Qué caracteriza a un contrato de depósito en Colombia?

“El contrato en que se confía una cosa corporal a una persona que se encarga de guardarla o de restituirla en especie”, es lo que significa un contrato de depósito según el artículo 2236 del Código civil. En otras palabras, consiste en la entrega de un bien corporal para que sobre él se realice la custodia requerida, con la obligación que implica para el que la recibe, de regreserla en buen estado. No obstante, es posible entregar un bien para que se devuelva otro equivalente de la misma categoría y calidad. El primer modo se identifica con la denominación de depósito regular. El segundo modo se conoce como depósito irregular, tal como sucede con el depósito de dinero al que se refiere el artículo 2246 del Código Civil : “En el depósito de dinero si no es en arca cerrada, cuya llave tiene el depositante, o con otras precauciones que hagan imposible tomarlo sin fractura, se presumirá que se permite emplearlo, y el depositario será obligado a restituir otro tanto de la misma moneda”.

Principales características del contrato de depósito en Colombia

Al referirse a esta clase de contratos para disponer de una visión más amplia e imparcial, es indispensable realizar un estudio más profundo, investigando sus fundamentos y características esenciales que establecen un contrato de deposito en el que se realiza una breve descripción con respecto a ellas: 

1. El contrato de depósito dispone de un carácter real: debido a que éste se realiza en el instante que el depositante entrega la consignación al depositario. El depósito se puede transferir bajo cualquier modalidad y al mismo tiempo existe la alternativa de que el depositante efectúe la retención como depósito a aquel activo que posea por otro motivo.

2. Es un contrato unilateral: debido a que solo genera obligaciones para una sola de las partes, en el cual el depositario es el responsable de todas las condiciones (depósito, resguardo y devolución del activo). Por otro lado, existe la probabilidad de que el depositante se vea obligado a resarcir una indemnización al depositario por concepto de ofensas.

3. Es gratis: Esta clase de contrato es completamente gratis ya que ninguna de las partes obtiene lucro o ganancia por cumplir las obligaciones que acepta.

4. Es de carácter principal: debido a que existe por sí solo o como resultado de otro contrato previo, como un contrato de arrendamiento o incluso de un contrato de hospedaje.

5. Está respaldado por el Código Civil: Los contratos de depósito están contemplados y reglamentados en los artículos 2236 al 2272.
 
Esta acción legal, en nuestra nación, es extensamente empleada en diversos campos jurídicos y amparada por el Código Civil, en la que se representa la más pura esencia de las relaciones humanas, la reciprocidad, la buena fe y la prestación de un intercambio gratuito entre los participantes.