Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Qué es una querella y para qué sirve?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en enero 14, 2015

¿Qué es una querella y para qué sirve?

Dentro del campo del Derecho, una querella es la acusación que se realiza frente a la justicia en la cual un individuo le imputa a otro la comisión de un delito, conformándose como parte en el proceso que se genera. 

Las denuncias tienen la posibilidad de ser formuladas frente a cualquier autoridad judicial, funcionario del Ministerio Fiscal o en su defecto de la Policía, por el contrario, las querellas no, estas requerirán de presentarse frente al órgano jurisdiccional competente, lo que significa, ante el fiscal, para que posteriormente éste la remita al juez quien será el que dicte la sentencia final con respecto al caso presentado.

La querella es un derecho al que cualquier ciudadano puede acceder y que puede emplear en la situación en que se sienta ofendido por alguna circunstancia. 

Entre las exigencias para dar paso a una querella se encuentran las siguientes: debe ser interpuesta por medio del procurador, suscripta por un letrado, deberá describir ante el juez o tribunal frente al cual se la presente, nombre, apellido y residencia del querellante, nombre, apellido y residencia de la persona querellada, y en la circunstancia de desconocerse este último lo que se deberá llevar a cabo es ofrecer todas aquellas señales que permitan su ubicación al órgano pertinente, el vinculo circunstancial del suceso, con fecha, hora, lugar, día y año en el cual ocurrió, las diligencias que deberán aplicarse para verificar el hecho, la solicitud de admisión de la querella y las diligencias pertinentes a ésta y la firma del querellante. Para tener una mayor claridad de cómo se realiza una querella observe el siguiente modelo de querella.
 
Prosiguiendo con esto, si el órgano jurisdiccional competente tomó la decisión de la admisión de la misma, deberá librar todas aquellas diligencias pertinentes en orden a clarificar y verificar el suceso, a excepción de aquellas que estime contrarias a las leyes vigentes.
 
En tanto, el querellante una vez elaborada la querella estará en obligación de cumplir con las acciones posteriores que provengan de la misma y en caso de no realizarlo, lógicamente, tal comportamiento se comprenderá como abandono y quedará sin efecto.