Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Qué requisitos son necesarios para que exista un contrato a término indefinido?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en septiembre 22, 2015

¿Qué requisitos son necesarios para que exista un contrato a término indefinido?

El contrato a término indefinido es aquel que se acuerda sin determinar un límite específico para la prestación de los servicios. Éste puede ser realizado de forma verbal o por escrito, el cual debe ser notificado en la Oficina de Empleo en los diez días próximos a su convenio. 

Al celebrarse el contrato a término indefinido por escrito o de palabra se presumirá existente entre todo el que presta un servicio por cuenta y dentro del campo de organización y dirección de otro y el que lo recibe a cambio de un salario a aquél.

Los contratos formativos pueden llegar a transformarse en indefinidos. El contrato a tiempo parcial asimismo puede celebrarse por tiempo indefinido al concertarse para efectuar trabajos fijos y periódicos dentro de la cantidad normal de labores de la compañía.

¿Qué sucede si se da por terminado un contrato de trabajo en periodo de prueba?
 
Las empresas deberían considerar algunos efectos que genera la terminación de un contrato de trabajo de forma unilateral en el transcurso del periodo de prueba. 

Es necesario recordar que el periodo de prueba se conoce como la etapa inicial del contrato de trabajo en la que el empleador dispone de tiempo para realizar un análisis del desempeño del empleado, al mismo tiempo que el empleado tiene la oportunidad de considerar las condiciones del trabajo, por este motivo, cualquiera de las dos partes puede dar por terminado el contrato de trabajo en el periodo de prueba, y así lo expresa el artículo 80 del Código Sustantivo del Trabajo:
 
    “Efecto jurídico. 1. El período de prueba puede darse por terminado unilateralmente en cualquier momento, sin previo aviso.
 
    2. Los trabajadores en período de prueba gozan de todas las prestaciones”.
 
El empleador posee la facultad de decidir cuándo despedir al empleado en el transcurso del periodo de prueba sin previo aviso, y sin que se vea obligado a realizar una indemnización, debido a que forma parte de la etapa de evaluación.

La Corte Suprema de Justicia ha insistido que aún en el periodo de prueba, debe haber una justificación para realizar el despido de un trabajador, y que su despido no debe ser banal sino que debe ser coherente con un realidad objetiva. 

La acción de tutela es uno de los mecanismos que emplean los trabajadores al ser despedidos en medio del periodo de prueba para demostrar que han sido despedidos porque padecen de alguna discapacidad o porque la empleada se encontraba embarazada, entre otras causas. En estas situaciones, si el empleador no comprueba que su determinación de despedir al trabajador se fundamentó en válidos argumentos laborales, como su desenvolvimiento y actitud, se enfrenta a perder una demanda.
 
Por último, el periodo de prueba no se puede usar con el propósito de discriminar a un trabajador por factores distintos a su desempeño, aptitudes y habilidades propias del cargo. El trabajador en periodo de prueba goza de todas las ventajas laborales que incluyen la seguridad social y las prestaciones sociales.