Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Qué respuesta se debe esperar de un derecho de petición?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en enero 23, 2015

¿Qué respuesta se debe esperar de un derecho de petición?

La respuesta que se debe esperar al realizar un derecho de petición, debe suministrar una resolución eficaz, una orientación que conduzca a la solución, o como mínimo a la explicación o aclaración de lo demandado en el derecho de petición.
 
Cuando se efectúa un derecho de petición la respuesta que se da debe ser puntual, exacta y pertinente; no se debe suministrar una respuesta evasiva, vaga y que no proporcione ninguna clase de información al sujeto que la reclama o solicita.

Algunas instituciones de forma errada estiman que garantizan el derecho de petición con el envío de una sencilla nota al peticionario, sin proporcionar una solución o respuesta trascendente, en otras palabras, es dejar al peticionario en las mismas.
 
Si la institución no se encuentra en capacidad de brindar una solución unida con la respuesta al derecho de petición, ésta deberá aclarar y argumentar el porqué de la inviabilidad de dar una solución de fondo, y lógicamente que esa aclaración debe ir ajustada a la realidad.

Con respecto al derecho de petición, existe una generosa y extensa jurisprudencia, y en una de ellas, la Corte constitucional ha establecido lo siguiente:

“ (…)
 
3.5. Derecho de petición. Es muy grave el perjuicio que se le ocasiona a un aspirante a pensionado, que teniendo el derecho para gozar de la prestación, no se le resuelve de fondo a su pretensión. Respuestas simplemente formales, como ha ocurrido en el presente caso, donde en muchas ocasiones se reproduce una primera contestación y no se resuelve materialmente, no constituyen una contestación adecuada al derecho de petición. Tampoco es respuesta adecuada el no reconocimiento de la pensión, cuando el comportamiento administrativo ha debido ser el de la prontitud en el trámite para luego proferir el acto administrativo que reconozca al peticionario el status de jubilado [Sentencia T-235/02].
 
 (…)
 
Es claro que si una respuesta a un derecho de petición no da una solución, estando la entidad obligada a ello, y existiendo el derecho de peticionario a obtenerla, esa respuesta no es adecuada, no es completa, y podría incluso considerarse no atendido el derecho de petición, con las connotaciones que ello conlleva para el funcionario responsable de la entidad.
 
Si un derecho de petición no es atendido, o es atendido indebidamente, en algunos casos, y en la medida en que la violación al derecho de petición afecte derechos fundamentales, procede la acción de tutela como en el caso tratado en la sentencia referida".