Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Razones por las que un contrato de servicios no tiene derecho a liquidación



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en septiembre 23, 2015

Razones por las que un contrato de servicios no tiene derecho a liquidación

Las compañías tienen la opción de realizar contratos al personal a través de dos clases de contratos: uno de ellos es el contrato de trabajo y el otro el contrato por prestación de servicios. 

El contrato por prestación de servicios posee unas características muy particulares que lo diferencian del contrato laboral. 

Esta clase de contrato está regulado por el Código Civil, mientras que el contrato de trabajo se halla regulado por el Código Sustantivo del Trabajo.
 
Al referirnos a una liquidación en un contrato tiene que ver con unas ventajas económicas que la legislación laboral confiere a los trabajadores, entre las que podemos mencionar: prestaciones sociales que corresponden a la prima de servicios, cesantías, intereses sobre cesantías y a las vacaciones.
 
Las prestaciones sociales que se deben pagar justo en el instante de liquidar un contrato de trabajo que es lo que se conoce como liquidación, provienen del Código Sustantivo del Trabajo, y este código solo se aplica en el contrato laboral que es el que se lleva a cabo entre una persona natural y otra persona jurídica, en la que la primera asume la responsabilidad de prestar de forma personal el servicio a la segunda por una remuneración, y adicionalmente la primera persona debe estar en subordinación frente a la segunda.
 
La legislación laboral al no contemplar el contrato de prestación de servicios no goza de los mismos beneficios de los contratos laborales, debido a que éste está regulado por la legislación civil, y ésta no incluye obligación distinta para el contratante que la de pagar solo el valor acordado en el contrato.

En un contrato por prestación de servicios, la persona natural contratista, no posee derecho ni está en condiciones de reclamar que le paguen un valor adicional y distinto al valor acordado en el correspondiente contrato, y mucho menos esperar que sea protegido por los beneficios que se hallan establecidos por la legislación laboral como la liquidación.

Solo en los contratos laborales la persona natural tiene derecho además de recibir el salario acordado, una serie de beneficios adicionales como son los aportes parafiscales, las prestaciones sociales y la  seguridad social.