Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Santos reiteró que no es posible una paz con "perdón y olvido"



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en noviembre 29, 2014

Santos reiteró que no es posible una paz con

El presidente Juan Manuel Santos, aseguró que no es viable que el proceso de paz con las Farc esté fundado en el perdón y el olvido porque eso no sería admisible.

"Una paz con impunidad no es posible, no se puede", reafirmó Santos en el transcurso de la clausura del XXXIV Congreso Ganadero llevado a cabo al norte de Santa Marta, en la que agregó que el proceso se basa en la llamada justicia transicional, un mecanismo que posibilita enjuiciar a los culpables de delitos durante el conflicto armado.
 
De acuerdo a sus declaraciones "es imposible hacer hoy lo que se hacía antes: perdón y olvido" porque el país hace parte de la comunidad internacional que ha progresado y crecido en el Tratado de Roma de la Corte Penal Internacional.
 
En su participación el Jefe de Estado expresó que en el transcurso del proceso de paz se ha ubicado a las víctimas del conflicto "en el centro de la solución" porque si Colombia desea contar con una paz permanente y sostenible es indispensable "satisfacer el mínimo de derechos de esas víctimas".
 
Bajo esa premisa el mandatario resaltó que es fundamental "abonar el terreno para una paz sostenible" y señaló que por ello algunas de las víctimas viajan para hacer presencia en La Habana, sede de las negociaciones, para que brinden su testimonio a los negociadores del Gobierno y la guerrilla.
 
"Las llevamos para que las partes escucharan a las víctimas en sus anhelos, en sus frustraciones, en sus temores, en como las víctimas consideraban que sus derechos tenían que ser satisfechos", explicó.

Santos además declaró que se sostendrán las operaciones contra la guerrilla porque es el rumbo más conveniente "el del garrote y la zanahoria" y adicionó que de otra manera es posible que se prolongue el conflicto.
 
Con respecto a las diálogos de paz, que se encuentran en la actualidad suspendidos por la retención de un general, solicitó la ayuda de toda la sociedad colombiana, entre ellos el gremio de los ganaderos, uno de los sectores más críticos del proceso por los efectos que podría ocasionar en el campo, en especial una reforma agraria.
 
El presidente enfatizó que en La Habana no se está acordando nada "por debajo de la mesa" y afirmó que "en Colombia hay campo para todos, tenemos tierra suficiente, no vamos a expropiar a nadie".
 
Santos destacó también su decisión de no negociar con un cese al fuego bilateral con antelación porque reafirmó que por la experiencia de procesos anteriores, las Farc han aprovechado esa oportunidad para fortalecerse militarmente.