Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





El comercio informal



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en septiembre 16, 2009

El comercio informal

En distintas ciudades de Latinoamérica y Suramérica el comercio informal ha generado numerosos disturbios y enfrentamientos entre los comerciantes y la fuerza pública ya que no se ha logrado establecer un control sobre esta práctica que cada día se acrecienta y se hace menos manejable.

El comercio informal, también llamado comercio ambulante, se refiere a la práctica de acciones comerciales públicas al margen de las leyes y normativas que cada país. Es considerado una economía extralegal efectuada por individuos que realizan transacciones de bienes y servicios evadiendo impuestos, sin estar registrados como tal y sin utilizar ningún tipo de facturación o auditoria contable.

Es llamado ambulante porque generalmente los vendedores informales trabajan en las calles y van de una lado a otro evadiendo a la fuerza publica, también se ubican en lugares que toman como suyos a merced de ser levantados sin previo aviso, por lo que no necesariamente el comerciante informal es ambulante, pero si se rige por la misma filosofía de la evasión de la ley y la norma. A diferencia de los comerciantes formales que se registran, pagan impuestos, servicios públicos, se someten a presentar libros contables y recibir auditorias, entre otros.

El comercio informal ha permanecido y se ha incrementado dado los altos índices de desempleo en los distintos países, situaciones de desplazamiento forzoso en los que campesinos e indígenas son desarraigados de sus tierras y recurren a éste como medio de subsistencia al no tener los medios para pagar un local, unos servicios y mucho menos impuestos.

Es muy común llegar a las capitales de países como Colombia, Perú, Ecuador e incluso México y ver abarrotadas las calles, de toda clase de vendedores ambulantes que ocupan el espacio público e incluso las vías para realizar sus actividades comerciales.

Las leyes prohíben el comercio informal, algunas han intentado legalizarlo de alguna manera invitando a los comerciantes a ocupar puestos definidos a un bajo costo y pagar impuestos para no perjudicar al comerciante formal. Sin embargo, los vendedores ambulantes, en la mayoría de países donde se vive este flagelo se niegan a aceptar las medidas de los gobiernos ya que siempre se sienten desfavorecidos e incluso maltratados.

Lo anterior porque en los últimos años especialmente, se han levantado grandes gremios de comerciantes informales dispuestos a defender con violencia su “derecho a comerciar ilegalmente” sus productos, ya que consideran no estar afectando a nadie.

Lamentablemente este tipo de comercio no solo es ilegal por su carácter informal, por la apropiación y ocupación de territorios públicos y en general por violar el Derecho Comercial, sino porque es el encargado de apoyar la piratería que va totalmente en contra de los Derecho de Autor, distribuir la mayor cantidad de productos ilegales, de contrabando e incluso armas, pólvora, drogas, ente otros.

Para julio de 2009 el centro de Guayaquil en Ecuador enfrenta una de las más difíciles situaciones en materia del manejo del comercio informal ya que estos comerciantes protestan contra las medidas dispuestas por la Municipalidad de la ciudad portuaria que busca reubicarlos, haciendo huelgas de hambre y enfrentándose con violencia a la fuerza pública.