Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Dudan que el gobierno pueda enfrentar epidemia de gripe aviaria



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en abril 22, 2006

Dudan que el gobierno pueda enfrentar epidemia de gripe aviaria

Con dudosas expectativas después del huracán Katrina, los estadounidenses están divididos en cuanto a si el gobierno podría realizar una labor efectiva confrontando la gripe aviaria si llegan a este país, según muestra una encuesta. La gente quiere una reacción firme que incluya cuarentenas si miembros de la población del país se contagian.

La encuesta realizada por AP-Ipsos, revelada ayer, halló que muchos creen que en el año próximo las aves de este país se contagiarán, como ha pronosticado el gobierno. Una tercera parte de los encuestados expresó preocupación de que algún miembro de su familia se pueda contagiar.

Si el virus se manifestara en Estados Unidos, es seguro que cundirá el pánico: La mitad de los encuestados dijo que piensa que morirá si se contagia. Las personas más preocupadas son las mujeres, los ancianos, las minorías, los pobres y las personas de bajo nivel de educación.

No se conocen las verdaderas posibilidades de muerte derivadas de la virulenta variedad de gripe aviaria que se ha estado extendiendo por Asia, Europa y Africa, ya que no hay modo de saber cuántas personas podrán contraer el virus. Es posible incluso que algunos se recuperen sin que el virus se les haya detectado.

De los 204 casos conocidos hasta ahora en el extranjero desde el 2003 han muerto 113, según las cifras reveladas ayer por la Organización Mundial de Salud (OMS).

La encuesta halló que sólo una de cada 10 personas se ha preparado de algún modo para un brote, a pesar de las recomendaciones del gobierno federal de que los estadounidenses hagan planes de contingencia tales como trabajar desde sus casas y lidiar con el cierre de escuelas, y que almacenen al menos modestas cantidades de alimentos y de agua para cualquier emergencia.

En total más de 200 millones de aves han muerto o se han sacrificado en esfuerzos de contención.

En este momento el peligro está en tener contacto con pollos enfermos, no en comer aves cocinadas debidamente. La preocupación es que el virus pueda mudar de modo que pueda contagiarse de un ser humano a otro. De ocurrir eso, sería probable que pasara en Asia y que de allí la transmitieran personas que viajan.

El gobierno de EEUU está intensificando sus esfuerzos de inspección de aves silvestres migratorias, y las compañías avícolas están sometiendo a pruebas a sus aves, en busca de los primeros indicios del virus. Los residentes de EEUU no expresan mucha seguridad de que si hubiera un brote entre los seres humanos el gobierno pueda controlarlo.

Un 52 por ciento de los encuestados dijo no confiar en que el gobierno pueda confrontar adecuadamente un brote entre humanos, y 48 por ciento dijo que sí. Unos seis de cada 10 piensa que las aves de EEUU contraerán el mal.

''Yo vi lo que pasó con la gente cuando el huracán Katrina'', dice Stephen Barbas, un distribuidor de comida de 61 años que reside en Rochester, Nueva York. Barbas dijo que no confía en el gobierno en lo relacionado con el control de la gripe aviaria.