Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Congreso aprueba paquete urgente de leyes contra la violencia en Brasil



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en mayo 18, 2006

 Congreso aprueba paquete urgente de leyes contra la violencia en Brasil

AFP.Brasilia. La Comisión de Constitución y Justicia del Senado brasileño aprobó el miércoles un paquete de leyes de emergencia para combatir la criminalidad, tras la ola de atentados y enfrentamientos entre la policía y delincuentes en Sao Paulo, que se han saldado con más de 150 muertos.

La nueva legislación, realizada en un momento de fuerte presión de la opinión pública para que sea controlado el crimen organizado, prevé endurecer los controles dentro de las cárceles y la legislación penal brasileña.

La principal medida crea un régimen especial de aislamiento para presos de alta peligrosidad, adicional al ya existente y mucho más riguroso, que puede ser extendido por 720 días y prorrogado (actualmente es un año).

Bajo ese régimen, los presos podrán recibir sólo dos visitas de familiares por mes (separados por un vidrio y la conversación será grabada y enviada a la Fiscalía), no podrán recibir alimentos externos ni aparatos electrónicos como teléfono o televisor, y aún tendrán derecho sólo a un contacto por mes con su abogado.

Al mismo tiempo, la Comisión de ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados ordenó un plazo de seis meses para que sean instalados bloqueadores de señal de telefonía móvil en los presidios.

El ministro de Justicia, Márcio Thomaz Bastos, un abogado criminalista defensor de los derechos humanos, alertó contra "una legislación del pánico en un momento en que la sociedad vive una crisis", para evitar medidas que violen derechos fundamentales. También la Orden de Abogados de Brasil (colegio gremial) protestó contra la restricciones a los abogados. La crisis de Sao Paulo se atribuye a la organización Primer Comando de la Capital (PCC), creada y dirigida desde las cárceles, que cuenta con fuerte presencia también fuera de estas. En protesta por el reciente traslado de sus dirigentes a una sóla cárcel de alta seguridad, el PCC lanzó el viernes una ofensiva de ataques a la policía en las calles de Sao Paulo y rebeliones en más de 70 cárceles, que se han saldado con más de 150 muertos.

Se atribuye al contacto con familiares y abogados y el acceso a teléfonos móviles, a pesar de estar prohibidos, la capacidad de articulación del PCC, y por eso están siendo restringidos.