Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Cuándo se incurre en un incumplimiento de contrato?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en septiembre 17, 2015

¿Cuándo se incurre en un incumplimiento de contrato?

Al realizar un contrato se establecen unas condiciones las cuales deben ser cumplidas por las partes que  intervinieron en dicho contrato, de acuerdo a esto el incumplimiento de contrato se presenta cuando no existe una coincidencia entre lo pactado y lo llevado a la acción por el deudor, lo que genera una evidente insatisfacción por parte del acreedor.

Las obligaciones de un contrato pueden ser incumplidas por diferentes aspectos que te presentamos a continuación:
 
    a) El incumplimiento se da al no cumplirse la obligación.
 
    b) No cumplir en su totalidad las condiciones pactadas.

    c) Presentar un retraso en el cumplimiento.
 
El ordenamiento jurídico frente al incumplimiento del contrato debe procurar no solo por brindar satisfacer el servicio insatisfecho del acreedor, sino asimismo conseguir una reparación completa por los daños generados.

El Código Civil posee una herramienta que contribuye a proteger los intereses de las personas involucradas en un contrato el cual expresa lo siguiente: "En los contratos bilaterales va envuelta la condición resolutoria de no cumplirse por uno de los contratantes lo pactado. Pero en tal caso podrá el otro contratante pedir a su arbitrio o la resolución o el cumplimiento del contrato, con indemnización de perjuicios". 
 
¿Cómo proceder ante el incumplimiento de un contrato?

La abogada Eva Muñoz Deiros recomienda ante los casos de incumplimiento de contrato proceder de muy diversas formas según la situación lo exija. Presta mucha atención a los siguientes pasos:

1. Por vía extrajudicial o amistosa
 
Si tu propósito es conseguir que lo pactado en el contrato que realizaste con otra persona se cumpla, lo primero que debes hacer es asistir a los tribunales enviando al mismo tiempo una solicitud a la otra parte del contrato invitándolo a que cumpla con su parte del contrato especificando el tiempo que consideres prudente y advirtiendo que en caso de no cumplir te verás obligado a acudir a la vía judicial.

2. Por mediación

Un mediador, profesional capacitado para la solución de esta clase de conflictos puede ser otra buena opción, ya que éste invita a la partes a arreglar sus diferencias con la asesoría especializada que solo él puede ofrecer.

3. Por vía judicial
 
Cuando por vía amistosa no se consigue que la otra parte cumpla con lo acordado en el contrato, solo queda acudir a la vía judicial que es la que permite reclamar y defender nuestros derechos ya sea mediante un proceso monitorio o una sencilla demanda según el caso.

2.  Por Juicio verbal

El juicio verbal es de gran utilidad cuando el valor de lo que se reclama por el incumplimiento de contrato no sobrepasa la suma de 6000 euros.
 
El procedimiento al interponer la demanda consiste en enviar una copia a la parte demandada y citar a las partes para la celebración del juicio. La parte demandada deberá responder oralmente en el juicio y las dos partes presentar las pruebas que estimen pertinentes.

3. Por procedimiento ordinario

Consiste en un proceso que exige más tiempo y se emplea generalmente cuando la suma que se reclama supera los 6000 euros o no es posible cuantificar.
  
Al efectuar la demanda el juzgado comprueba si  se han cumplido con todas las condiciones para interponerla, si es así acepta el trámite y le envía la copia de la demanda a la parte demandada estableciendo un plazo de veinte días hábiles para que la otra parte responda.