Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





El derecho de petición en el servicio domiciliario de enfermería



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en abril 16, 2015

El derecho de petición en el servicio domiciliario de enfermería

¿En qué circunstancias las EPS debe suministrar servicio domiciliario de enfermería con cuidador o enfermera en el hogar a un enfermo?
 
POS. Los afiliados al Régimen de Seguridad Social en Salud disponen del derecho a acceder a un grupo de servicios específicos disponibles en el Plan Obligatorio de Salud – POS- a cargo de las entidades que lo integran.
 
El POS. Se halla establecido de forma integral en la Resolución 5521 de 2013 y cubre a todos los afiliados al sistema independientemente que se encuentren afiliados al régimen contributivo o subsidiado de salud.
 
Negativas al POS. La Corte Constitucional reitera que la salud posee la naturaleza de derecho fundamental de forma autónoma el derecho a recibir la atención en salud establecidas en el POS y sus normas complementarias.
 
Esto quiere decir que la negativa de las instituciones responsables EPS de lo establecido en el POS representa una vulneración al derecho a la salud de los individuos y para salvaguardar dicho derecho debe proceder la acción de tutela. Para ampliar esta información te invitamos a continuar leyendo sobre  cómo se hace un derecho de petición en Colombia.
 
El servicio domiciliario de enfermería. Este servicio conforma una modalidad de prestación de salud  extra-hospitalaria “que busca brindar una solución a los problemas de salud en el domicilio o residencia y que cuenta con el apoyo de profesionales, técnicos o auxiliares del área de la salud y la participación de la familia”.
 
Requisito. Para acceder a esta prestación se necesita que un profesional de salud que haya analizado de forma presencial las condiciones del usuario decida el requerimiento de este servicio.

Cuidador. El servicio de cuidador permanente o principal no es un servicio calificado que atienda de manera directa al regreso de la salud, razón por la cual, ha indicado la Corte Constitucional en principio, no tendría que ser enfrentada por el Sistema de Salud.
 
Principio de solidaridad. Este principio confiere a los integrantes de una sociedad el deber de colaborar, brindar protección y auxiliar a sus parientes cuando se trata del disfrute de sus derechos fundamentales a la salud y a la vida digna. El derecho de petición además es un recurso que la familia puede implementar para solicitar el servicio domiciliario de enfermería.
 
La familia es la principal obligada moral y emocionalmente para socorrer y auxiliar cada una de las dificultades de salud. 

No obstante la Corte Constitucional sostuvo, por medio de una sentencia T-209 de 1999, que dicho deber no debe ser absolutista, sino que debe ser determinado “de cara a la naturaleza de la enfermedad que se enfrenta y teniendo en cuenta los recursos económicos y logísticos de que se disponga”, debido a que en estos eventos no solo se ven comprometidos los derechos del paciente sino además los de su núcleo familiar. Aquí el derecho de petición puede ser un buen instrumento para solicitar el servicio domiciliario de enfermería para hacer valer el derecho fundamental a la salud.
 
Excepciones. Ha declarado la Corte Constitucional “que solo cuando la ausencia de la capacidad económica se convierte en una barrera infranqueable para las personas debido a que por esa causa no pueden acceder a un requerimiento de salud y se afecta la dignidad humana, el Estado está obligado a suplir dicha falencia” Sentencia CC T-782 de 2013.
 
Reglas. Se ha determinado por la Corte Constitucional que cuando se exponen los siguientes hechos, la Entidad Prestadora de Salud, en un comienzo no estaría convocada a asegurar la prestación del cuidador permanente a una persona que se halla en condiciones de vulnerabilidad expresa.

1. “Que efectivamente se tenga certeza médica de que el sujeto dependiente solamente requiere que una persona familiar o cercana se ocupe de brindarle de forma prioritaria y comprometida un apoyo físico y emocional en el desenvolvimiento de sus actividades básicas cotidianas”.
 
2. “Que sea una carga soportable para los familiares próximos de aquella persona proporcionar tal cuidado”.
 
3. “Que a la familia se le brinde un entrenamiento o una preparación previa que sirva de apoyo para el manejo de la persona dependiente, así como también un apoyo y seguimiento continuo a la labor que el cuidador realizará, con el fin de verificar constantemente la calidad y aptitud del cuidado. Prestación está que si debe ser asumida por la EPS a la que se encuentre afiliada la persona en situación de dependencia”.
 
Obligación del cuidador. De no mediar las situaciones formuladas con anterioridad, ha indicado la Corte Constitucional “el deber de suministrar el servicio de cuidador permanente o principal, radica en cabeza del Estado, quien es el encargado de proteger y asistir especialmente a los sujetos que por su condición física, económica o mental, se encuentran en una situación de debilidad manifiesta.” Sentencia T-154 de 2014.