Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Qué es un contrato mercantil y qué tipos de contratos existen?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en septiembre 18, 2015

¿Qué es un contrato mercantil y qué tipos de contratos existen?

El contrato mercantil o comercial es aquel que según la legalidad se halla contemplado por una rama específica del derecho con un características propias correspondientes a cada nación. En algunos países  se estiman como contratos comerciales los que se efectúan entre comerciantes, sin que interese su propósito ya que es algo subjetivo, por el contrario en otros es esencial tener muy claro el propósito del contrato, es decir, si posee alguna finalidad de lucro y si interviene en las relaciones de producción y consumo de bienes.

Son considerados contratos mercantiles los contratos de compra venta mercantil similares a los civiles debido a que existe la transferencia de la propiedad de uno o diversos bienes en contraprestación de un precio en dinero, pero en este tipo de contrato, el bien debe ser mueble y el objetivo de la  adquisición es poder nuevamente comercializarla o arrendarla; por otro lado existe el mandato mercantil que sucede cuando el mandante le encomienda al mandatario la elaboración por su cuenta y orden de uno o más negocios. Es posible agregar la fianza comercial, las sociedades comerciales o el mutuo de naturaleza mercantil.

Tipos de contratos mercantiles

Contratos Unilaterales y Bilaterales: El contrato unilateral adquiere solo obligaciones para una parte de derechos y de derecho para la otra. El contrato bilateral corresponde a voluntades en las cuales surgen derechos y obligaciones en las dos partes.

Contratos Onerosos y Gratuitos: Los contratos onerosos corresponden a los que imponen beneficios y gravámenes mutuos. El contrato gratuito se caracteriza porque los beneficios pertenecen a una de las partes y los gravámenes a la otra.

Contratos conmutativos y aleatorios: Los contratos onerosos se dividen en conmutativos y aleatorios.
 
Conmutativo: es cuando los beneficios o ventajas y los gravámenes son verdaderos e identificados a partir de la celebración del contrato; esto significa, cuando el valor de las prestaciones es posible establecerla desde la celebración del contrato.

Aleatorios: es cuando los beneficios y los gravámenes están sujetos a una exigencia de tal forma que no es posible establecer el valor de las prestaciones de manera precisa, sino hasta el momento que se lleve a cabo la exigencia.

Contratos principales y contratos de garantía: Se entiende por principales lo que existen independientemente, por el contrario los de garantía son los que dependen de un contrato principal. Según esto los contratos de garantía obtendrán los mismos efectos de los principales porque la nulidad o la inexistencia de los primeros generan al mismo tiempo, la nulidad del contrato de garantía.