Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿En qué consiste el contrato de mandato con representación?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en julio 21, 2015

¿En qué consiste el contrato de mandato con representación?

Al requerir el servicio de un abogado, éste se debe realizar mediante un contrato de mandato con representación de un abogado, por medio de este contrato de mandato se otorga a un individuo la  dirección de uno o más trámites, bajo el compromiso y riesgo de quien encarga la gestión. El que confiere la gestión se llama mandante y quien la asume mandatario.
 
Dentro de las propiedades de este contrato de mandato se incluyen que es oneroso o gratuito, unilateral o bilateral, conmutativo, nominado, principal y consensual. El contrato de mandato puede ser conferido por escritura pública o privada; deben ser conferidos por escritura pública:
 
- Apoderado especial frente ante notario público para la celebración del matrimonio.

- Cuando se confiere para mandato general, esto significa, se destinan todos los negocios del mandante al  mandatario. 

- Cuando se confiere poder a un abogado para que represente a un individuo en un proceso judicial.
 
- Por otra parte este contrato se detalla con la aprobación del mandatario en convenir la gestión que le confía el mandante; el consentimiento como bien lo explica el Código Civil debe ser libre exento de todo vicio (equivocación, fuerza o dolo). Asimismo puede ser expreso o tácito, se está ante un consentimiento expreso, cuando se expone la determinación de efectuar la gestión o cargo y ante el tácito cuando existe un acto de ejecución del mandato.
 
La Corte Constitucional en su sentencia C – 1178 de 2001 realiza una definición de contrato de mandato con representación de la siguiente forma:

“El contrato de mandato es uno entre los diversos negocios jurídicos de gestión y consiste en que el mandatario se encarga de adelantar negocios jurídicos o actos de comercio, por cuenta del mandante, con representación o sin ella. En tanto el apoderamiento es un acto unilateral, que puede ser aceptado o no, en virtud del cual una persona autoriza a otra para actuar a su nombre y representación.”
 
Al partir del concepto de mandato de la corte, ¿Qué acciones no conforman mandato?, no conforman un mandato las acciones materiales, las cuales regulan normas particulares; el arrendamiento de servicios, el contrato de trabajo; entre otros. Los negocios que solo llaman la atención al mandatario, la sencilla sugerencia de negocios ajenos, cuando se ejecuta un mandato que está viciado de nulidad.
 
Entonces el contrato de mandato con representación es muy relevante en la vida, porque por medio de él es posible conferir a un individuo que efectúe gestiones por cuenta y riesgo del mandante que por alguna razón no puede llevarlas a cabo por sí mismo.