Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿En qué consiste una demanda de impugnación de acta?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en mayo 25, 2015

¿En qué consiste una demanda de impugnación de acta?

Entre las funciones del revisor fiscal se encuentra velar porque la administración cumpla y haga cumplir las leyes y el reglamento de propiedad horizontal; también, la misma norma ofrece los elementos para que los dueños hagan valer sus derechos por medio de una demanda de impugnación de acta cuando estos hayan sido vulnerados y no se disponga de los servicios o la diligencia de un revisor fiscal que exija a la administración su cumplimiento.

En una copropiedad, la ley por lo general es burlada por los habitantes, ya sea porque la desconoce, por preferencia o costumbre y entonces la Administración, el Consejo o la Asamblea deben tomar las medidas requeridas para orientar a quienes infringen la ley, por medio de la imposición de sanciones y multas aprobadas en el reglamento, previo el cumplimiento del debido proceso. En algunos casos extremos es necesario recurrir a una demanda de impugnación de acta.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuándo son los entes de Administración y Control, así como la misma Asamblea, los infractores de la ley? Esto debería resultar ser un proceso simple y así aparenta ser, puesto que la ley establece las obligaciones de cada órgano, así como sus compromisos, no obstante no faculta a los dueños como perjudicados directos para imponerles sanciones a excepción cuando están conformados en asamblea general. Para ampliar esta información te invitamos a que continúes leyendo sobre Demanda de Impugnación de Decisiones Sociales.

Sin embargo, la asamblea general además suele caer en el incumplimiento o toma de determinaciones por fuera de la ley, ya sea porque impulsa a la equivocación, ignorancia o sencillamente por voluntad. ¿Qué se debe hacer? Si se aprecia la ley 675 allí se establece la solución en los siguientes términos:

“Artículo 49. Impugnación de decisiones. El administrador, el Revisor Fiscal y los propietarios de bienes privados, podrán impugnar las decisiones de la asamblea general de propietarios, cuando no se ajusten a las prescripciones legales o al reglamento de la propiedad horizontal.

La impugnación sólo podrá intentarse dentro de los dos (2) meses siguientes a la fecha de la comunicación o publicación de la respectiva acta. Será aplicable para efectos del presente artículo, el procedimiento consagrado en el artículo 194 del Código de Comercio o en las normas que lo modifiquen, adicionen o complementen”.

Así las circunstancias, parece una metodología muy sencilla; si usted es un propietario que desea reclamar la invalidez de una asamblea por no cumplir la ley, solo es suficiente con documentar las pruebas indispensables; realizar la contratación con un abogado con recursos de su propio bolsillo (si consigue) y que éste interponga la demanda civil de impugnación de acta.