Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Para los abogados: Comienza a regir nuevo estatuto.



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en junio 07, 2007

Para los abogados: Comienza a regir nuevo estatuto.

ABOGADOS SERÁN REGIDOS POR NUEVO CÓDIGO DISCIPLINARIO A PARTIR DEL 22 DE MAYO DE 2007.

El día 22 de Enero de 2007 fue publicada la ley 1123 de 2007, “por la cual se establece el código disciplinario del abogado”. Muchas de las leyes que venían estableciendo el estatuto del abogado anteriormente. La ley comienza a regir a partir del 22 de Mayo de 2007 aplicando la retroactividad a los procesos en curso.

Esta ley es mucho más estricta que las anteriores con los abogados. Esta ley aumenta los supuestos de hecho donde los abogados incurren en faltas de tipo disciplinario. Abogados: ¡Estad atentos desde este 22 de Mayo y conoced esta ley a fondo, no vaya a ser que por descuido arriesguéis una multa o hasta la pérdida de la tarjeta profesional!.

La nueva ley cobija entre sus artículos los principios de Dignidad Humana, Titularidad, Legalidad, Antijuridicidad, Culpabilidad, Debido Proceso, Favorabilidad, Presunción de Inocencia, Non Bis in Idem, Igualdad Material, Función de la Sanción Disciplinaria, Derecho a la Defensa, Criterios para la Graduación de la Sanción, Gratuidad de la Actuación Disciplinaria, Interpretación y Aplicación de Principios.

Esta ley restringe su ámbito de aplicación al abogado. En ella no se cobijan a los estudiantes de consultorio, pues estos se cobijarán por los estatutos de su respectiva Universidad.

Dentro de las modalidades en que los abogados pueden ser sancionados encontramos tanto el dolo como la culpa. Es por la culpa que este código exige mucho mas cuidados por parte de los abogados a la hora de actuar. Además de esto, téngase en cuenta que las sanciones se darán tanto por acciones como por omisiones.

El abogado no verá terminado su proceso disciplinario por el hecho de que el quejoso haya desistido de sus acusaciones, sino que este sigue aún con su desistimiento.

El término de prescripción para todos los procesos disciplinarios se estableció en cinco años contados a partir del día de consumación de la falta o a partir del último acto cuando la falta sea de ejecución continua. En todo caso, el abogado puede renunciar a la prescripción cuando lo desee.

El nuevo código disciplinario establece una gran cantidad de deberes a cargo del abogado, entre ellos se destacan el defender los Derechos Humanos, ser respetuoso con los Servidores Públicos que actúan como auxiliares de la justicia, ser leal y honrado en sus relaciones profesionales, los deberes que implica el secreto profesional, ser diligente en sus encargos profesionales, ser leal y honrado con los colegas, no permitir que sus opiniones y pensamientos políticos o filosóficos intervengan con el ejercicio de su profesión, abstenerse de formar litigios innecesarios y facilitar la gestión de mecanismos alternativos de solución de conflictos, tener su domicilio registrado ante Registro Nacional de Abogados, exhortar a los testigos a ser veraces en los interrogatorios, no crear falsas expectativas en los clientes a sabiendas, informar al cliente sobre las relaciones de dependencia que pueda tener con su contraparte, informar al cliente el estado de desarrollo de la tarea encomendada, renunciar a sus poderes en aquellos procesos que resulten afectados por una sanción, desempeñar las defensas de oficio.

Como vemos, esta nueva ley trae para el abogado muchas innovaciones. Entre ellas se puede contar la importancia que se le da a los mecanismos alternativos de solución de conflictos, los cuales se han convertido en una propuesta que todo abogado ético debe sugerir en caso de ser viable cuando se enfrente a un posible litigio. Esta medida se anima dentro del propósito que tiene el Estado de descongestionar los despachos judiciales, así también es importante tener en cuenta el deber que tiene el abogado de no promover litigios innecesarios.