Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





Detienen al jefe de la mafia siciliana



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en abril 11, 2006

Detienen al jefe de la mafia siciliana


Detienen al jefe de la mafia siciliana

Roma, 11 abr (PL) La policía italiana confirmó hoy el arresto de Bernardo Provenzano, principal jefe de mafia siciliana y sobre quien se tejieron varias leyendas, entre ellas su muerte, al permanecer prófugo de la justicia por más de 40 años.

Provenzano, considerado un cerebro del narcotráfico nacional e internacional, fue detenido en una casa de campo, en las inmediaciones de Corleone, a unos kilómetros de Palermo, capital de Sicilia, sur de Italia.

El arresto se registró a pesar de que los agentes antimafia sólo disponían de una fotografía de 1958 y que de era protegido por el secreto de silencio de la Cosa Nostra, la principal organización criminal del país.

El capo era buscado desde 1963, luego de desaparecer del control de las autoridades desde septiembre de ese año, cuando fue acusado de una matanza durante un enfrentamiento entre diferentes agrupaciones criminales.

Según las autoridades, el jefe de la Cosa Nostra no ofreció resistencia, admitió su identidad, la cual se comprobó con el ADN de su hermano y de la sangre dejada en una clínica de Marsella, Francia, donde fue operado de próstata bajo otra identidad.

Hacen menos de dos semanas, uno de sus abogados declaró a la prensa romana que el capo estaba muerto posiblemente desde hacía varios años pues no se tenían noticias de él.

Sin embargo, esa revelación no convenció a la fiscalía, ni a la policía antimafia de Palermo, que continuó en su búsqueda, hasta tenderle una trampa.

De acuerdo con el parte oficial, el paradero del llamado capo de todos los capo se detectó por los pedazos de papel que escribía para dar las órdenes a los subordinados.

Pero fueron las notas enviadas por la esposa las que sirvieron para llevar a su paradero.

El jefe de la mafia siciliana no usaba el teléfono para comunicarse con nadie por temor a ser descubierto.