Registrandote recibires correos con noticias, minutas y artículos de interes general y actualidad.





¿Qué identifica a un contrato de prenda comercial?



Por Equipo uniderecho.com

Publicado en julio 17, 2015

¿Qué identifica a un contrato de prenda comercial?

En el contrato de prenda comercial del mismo modo que en la prenda civil solo es posible gravar bienes muebles, sin embargo en el contrato de la prenda comercial esta puede ser con tenencia o sin tenencia del bien; cuando consiste de prenda sin tenencia esta presenta el carácter de formal debido a que es indispensable la formalidad de la inscripción en el registro mercantil para que genere consecuencias frente a terceros.
 
Cuando el contrato de prenda es con tenencia del bien u objeto éste se detalla con la aprobación de las partes, no obstante no se gozará del privilegio que confiere el gravamen hasta que la entrega del bien se realice, ya sea al acreedor o a un tercero señalado por las partes, de acuerdo a lo estipulado en el inciso primero del artículo 1204 del Código de Comercio.
 
¿A quién le pertenece la preservación del bien, en el contrato de prenda con tenencia, al acreedor o de un tercero indicado por el acreedor prendario y el deudor prendario?
 
Le pertenece la preservación del bien al deudor prendario, el cual debe pagar los gastos que dicha conservación produzca al acreedor o al tercero señalado para disponer del bien, cuando el bien otorgado en prenda cause daños al acreedor o al tercero a quien se le confirió la tenencia, el deudor debe pagar los daños generados cuando sean atribuibles a él.
 
Esta norma se halla estipulada en el artículo 1205 del Código de Comercio, el cual expresa lo siguiente:
 
“El deudor estará en la obligación de pagar los gastos necesarios que el acreedor o el tercero tenedor hayan hecho en la conservación de la cosa pignorada y los perjuicios que les hubiese ocasionado su tenencia, imputables a culpa del deudor.
 
El acreedor tendrá derecho de retener la cosa dada en prenda en garantía del cumplimiento de esta obligación.”
 
El artículo al que se hace referencia trata del derecho de retención que posee un acreedor cuando se le deba por motivo de cualquiera de las circunstancias mencionadas.

La prenda comercial es un contrato accesorio, porque éste requiere de un contrato principal para poder existir, debido a que con la prenda se asegura el cumplimiento de una obligación surgida en otro acto jurídico.
 
Es un contrato tradicional regulado por el Código de Comercio a partir del artículo 1200 al 1220, asimismo es un contrato unilateral porque las obligaciones están a cargo del deudor prendario, debido a que es obligación de éste destinar el bien cuando la tenencia de la cosa otorgada en prenda pertenece al acreedor y preservar el bien tanto en la prenda con tenencia, como en la prenda sin tenencia.